3 DESCUIDOS QUE TE IMPIDEN CONSEGUIR EL AMOR DE TU VIDA

3 DESCUIDOS QUE TE IMPIDEN CONSEGUIR EL AMOR DE TU VIDA

 (1)    0

  BienestarCuidado Personal  

El amor está más cerca de lo que esperabas

¿Tienes un anhelo profundo de encontrar el amor de tu vida, de poder sentir esa maravillosa energía que hace que el mundo se sienta y vea hermoso? Tal vez te sientes con falta de entusiasmo, un poco con soledad, o no tienes ganas o facilidad de comunicarte con otros o hasta poca energía y cambio de apetito. O quizas te sientas “ok” pero sientes que algo o alguien te hace falta. Entonces es probable que estos ingredientes te ayuden a conseguir cocinar el amor de tu vida. Empecemos por entender un poco al amor.

Entendiendo el amor

Bueno, entenderlo sería vivirlo y es difícil explicarlo. En una enciclopedia se define como un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, pero también indica la variedad de descripciones dependiendo de la cultura (como china, japonesa, occidental), su tipo de manifestacion (como autopersonal, romántico, filial, espiritual) o el ángulo (como artístico, científico, filosófico, místico, religioso). Lo interesante es que en las múltiples versiones hay un mensaje implícito o explicito que indica una búsqueda de la sensación de amor, donde el más popular es el romántico. Y por eso que nos emocione ver películas, leer libros, escuchar y cantar canciones con temas románticos. Y quien nos puede culpar, además de estar diseñado para la supervivencia, la fisiología de este tipo de amor provee sensaciones de euforia, energía, empoderamiento y paz, las cuales están ligadas a expresiones fisiológicas que los científicos han definido en 3 fases: lujuria o deseo, atracción o fase de enamoramiento y afecto.

En las primeras dos fases, donde hay un enamoramiento y deseo sexual, aumenta la presión sangínea y oxigenación del cuerpo haciéndonos sentir más energéticos, con mayor seguridad y hasta como si flotaramos, esto gracias a la produccion de adrenalina y noradrenalina. El deseo sexual viene principalmente de la testosterona. Y sí, las mujeres la tienen y agárrate, de hecho incrementa en las mujeres y dercrese en los hombres en la fase de lujuria. A las mujeres las hace más agresivas y a los hombres más femeninos. Hay teorías que dicen que es para mantener el equilibrio y supongo que sería difícil que los hombres conquisten si no sacan esa ternura y apapacho que viene de la expresión femenina.

En la fase de afecto es cuando esa atracción, sobre todo cuando es profunda, se ha consumado en algo más duradero. Aquí es donde uno se siente en estabilidad y se fortalece el vínculo de la pareja al punto de decidir tener descendencia. Los protagonistas en esta etapa son la oxitocina y la vasopresina. Estas son producidas en situaciones de excitación como en el orgasmo. Ambas han sido ligadas a promover interacción social y apego fortaleciendo vínculos y fomentando relación de protección y devoción como la de la madre con su hijo.

fisiología del amor

Encuentra el amor

El amor romántico depende en parte de factores que están fuera de nuestro control. Sin embargo, gran parte de encontrar esa experiencia comienza en nosotros. Sí suena trillado, pero es la meritita verdad. Cómo va a encontrar alguien esa luz hermosa que tenemos adentro, si no la conocemos bien y no la nutrimos o la exponemos para que la encuentren otras personas. Además, el proceso de alimentar el amor de adentro es sabroso. Finalmente, si lo hacemos bien y consistentemente, ya tendremos las sensaciones ricas que se sienten en ese amor romántico, y las podremos compartir con otra persona cuando se presente el momento. Es común que descuidemos muchos factores que nos hacen de manera consciente o inconsciente dificultar el encontrar el amor. Entonces no descuidemos cosas que alimenten reacciones fisiológicas como las que comentamos, para que paulatinamente podamos conectar con experiencias de amor más profundas y hasta espirituales.

Comparte

Estamos diseñados a ser sociables por cuestiones de supervivencia. Es por eso que se activan fuertes expresiones emocionales con situaciones que involucran conexiones entre personas. Entonces, toma ventaja, sal y comparte tiempo con otras personas. Si eres como quienes prefieren estar en casa y tal vez la timidez te gana un poco, bueno al menos sal de compras, ve a caminar o en bici aunque sea 10 minutos a un parque o incluso alrededor de la cuadra. Comienza observando a otras personas y tal vez poco a poco saluda y ábrete de manera responsable y amigable. También puedes irte a la segura reconectando con tus familiares y/o amigos. Si eres como quienes están siempre en contacto con otras personas, conecta de manera un poco más profunda, descubre quiénes son esas personas en realidad, qué las hace sonreír. Y lo importante es que fluya todo naturalmente. Notarás poco a poco cómo te identificas personalmente con tu esencia a través de conectarte con la esencia de otros.

Nutre tu ambiente

Nuestra psique es constantemente afectada por el ambiente. Por ejemplo, un lugar “Zen” y un antro están diseñados a llevarte a dos estados psicológicos muy diferentes, uno de serenidad y otro de euforia. La mercadotecnia usa principios psíquicos para influir tus acciones. De la misma manera, sin notarlo, el espacio donde vives te induce constantemente a estados psicológicos que te hacen sentir bien o mal. Así que ahí está la clave, conviértete en el diseñador mercadológico de tu propia vida. Identifica los elementos de tu entorno que te producen dolor y guárdalos donde no los veas o elimínalos si puedes. De la misma manera incluye cosas que sabes que te gustan. Escoge aromas y colores que te hagan sentir bien. La música también es súper poderosa, pon melodías o canciones que te lleven a tu estado placentero. Spotify, por ejemplo, es una aplicación en la que puedes escoger playlists para “moods” (estados anímicos) específicos. Juega un poquito con el concepto y ve descubriéndote.

Quierete y cuidate mucho

Quiérete

¿Recuerdas qué te inspira a hacer por una persona a la que amas? Tal vez, cuidar su salud, cocinarle o visitar lugares sabrosos, caminar o bailar juntos. Bueno, pues qué te parece que comiences haciendo lo mismo contigo. Quererte, consentirte, cuidarte, apapacharte. Si al principio te cuesta trabajo puedes pretender que lo estás haciendo por otra persona, pero recuérdate que es para ti. Cuando te alimentas bien a tu cuerpo, lo ejercitas al menos estirándote o moviéndolo un poco, duermes en condiciones y tiempos óptimos, tu organismo será feliz y te hará sentir genial. Cuando te sientes bien de raíz, te volverás como un imán por que las personas querrán sentir lo mismo y se sentirán atraídas a ti. Al quererte será más fácil querer sin esperar y disfrutar lo que otros tienen que ofrecer sin ideas pre-concebidas.

Entonces, en resumen cuida-TE y encontrarás el amor en tu vida.

Te dejo con una frase que al aplicarla puede ayudar a vivir el amor desde este preciso momento:

El amor no es la meta, sino el camino.

¿Y tú cómo buscas el amor?

AUTORA

Dra. Cecil Lozano    

Dra. Cecil Lozano
Apasionada por descubir y
compartir soluciones saludables
que realcen la vida de las personas.

CREA UNA CUENTA PARA RECIBIR MÁS TIPS DE SALUD Y BELLEZA

 (1)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Leave a Comment
Captcha