ATACA AL ACNÉ POR DONDE MÁS LE DUELE

ATACA AL ACNÉ POR DONDE MÁS LE DUELE

 (0)    0

  BienestarCuidado Personal  

Recupera una piel si granos ni espinillas

Aunque el acné no se conoce por causar problemas graves de salud, seguro si lo tienes o has tenido pensarás que el estrés que te ocasiona y las molestias físicas no producen nada cercano al bienestar. Y no estás tan lejos de pensar que no es sinónimo de salud. Tal vez a ti también te parezca interesante saber que en la medicina China el tipo de granitos y su localización sirve para diagnosticar problemas de salud como en el hígado, riñones, falta de hidratación, etcétera. Sea esto científicamente comprobado o no, es un hecho de que la mayoría de las personas han padecido o padecerán de un tipo o nivel de acné. Entonces qué mejor que defendernos de sus garras para disfrutar de una piel y cuerpo más saludable.

Conoce al enemigo el acné

El acné se conoce como una enfermedad que afecta las glándulas sebáceas, que están debajo de la piel y se conectan al exterior a través de los folículos que llegan a la superficie por medio de los poros de nuestra piel. El sebo, o substancia grasosa que producen estas glándulas sirve en general para lubricar la superficie de la piel. En ocasiones a un exceso de sebo o grasa se le pegan las células muertas y bacterias aéreas formando una masa que tapa los poros, lo cual genera un hábitat perfecto para las bacterias que forman las espinillas o granos.

Dependiendo de sus características, el acné pueden ser saquitos de grasa que no duelen y están más en la superficie (comedones: puntos blancos y puntos negros), como también pueden ser bultos que duelen al tocarlos como las pápulas. También pueden combinarse con pus encima como las pústulas o ser más grandes, más dolorosos y profundos como los nódulos y hasta dejar cicatrices como los quistes.

Puede que tengas suerte y que sea un cuadro leve de unos cuantos granitos dispersos, o tener cuadros moderados que se presenten en parte de un área de la cara o cuerpo o ser severos colonizando áreas de tu piel, donde casi no se puede notar tu verdadera piel.

Fuera de lo que uno creería, no es la suciedad en sí, sino la combinación con un exceso de grasa lo que causa los granos. Con la pubertad, o cambios hormonales por ejemplo, una elevada testosterona hace que se aloquen las glándulas sebáceas produciendo más grasa agravando la situación. Un hígado congestionado también puede provocar estados alterados de la piel que llegan a afectar ya sea a las glándulas sebáceas o a los melanocitos, estos últimos causando manchas. Aunque no es contundente la razón específica que genera o empeora este problema, sí hay algunas posibles causas, que tal vez combinadas facilitan la vida a nuestro enemigo el acné:

Aumento o cambios hormonales que causan que las glándulas se tapen más seguido (por ejemplo en la adolescencia y embarazo)

Factores hereditarios

Maquillaje grasoso

Ciertos medicamentos

Presión en la piel a causa de ropa, cascos

Apretarse o pellizcarse las espinillas

Restregarse la piel demasiado duro

Deshidratación

Ingerir muchos alimentos grasosos

¿Cómo vencer al acné?

En general, la prevención está difícil, pero al menos podemos disminuir la probabilidad de que salgan procurando una vida saludable y cuidando la piel para evitar que al menos los poros de la piel se tapen. Revisa y practica los consejos para ayudar al súper héroe de tu piel a mantenerla hermosa y sigue una rutina para una piel madura sana y rejuvenecida.

Para atacar al acné en general se recomienda una rutina que te limpie a profundidad (antibiótico, antiséptico y antibacterial), te hidrate, te proteja del sol, te desinflame, y te ayude a la cicatrización.

En el caso de comedones puedes agregar una exfoliación natural semanal y es importante reducir la posibilidad de que se generen más o se hagan grandes al usar activos que ayuden a reducir los poros.

De preferencia, no esperes a que el cuadro se haga severo, visita a un especialista pues te ayudará a que esos cuadros no crezcan tanto de tamaño individual como de número. Este posible crecimiento tiene el riesgo de convertirse en acné que es doloroso además de que aún cuando lo limpies te puede dejar la piel como si hubiera sido tenido una lluvia de meteoritos con poros más grandes, lo cual a su vez tendrá la tendencia a acumular más grasa y continuar con un ciclo vicioso.

Un tratamiento depende mucho del nivel de afección y el tipo de acné. Aquí te damos unas ideas para cada caso. 

 

Tipos de espinillas (comedones)

tipos de acne

 

Es seborrea que produce asfixia de piel. Todavía no tienen bacteria pero pueden evolucionar a bacteria.

Cuando ya está rojo entonces tiene bacteria y en muchos casos pus.

LEVE

4-5 granitos en la cara

 

 

 

 

Limpia, tonifica e hidrata la piel con activos equilibrartes.

Oxigena y ayuda a afinar los poros de tu piel usando un gel de noche con activos que además de que ayuden a reducir la posibilidad de que salgan más comedones.

Lava con exfoliante que te hidrate al menos una vez por semana.

No exprimas

No restriegues demasiado

Usa cosméticos sin grasa

Ingiere: agua, té verde, alimentos con vitamina A, C y E, omega 3. Evitar lácteos, consumir alimentos que promueven la secreción de grasa: aguacate, plátano chocolate y oleaginosos.

Limpia, tonifica, hidrata y restaura la piel con productos tópicos que contengan antibióticos, antisépticos, hidratantes, antiinflamatorios, cicatrizantes.

MODERADO

Distribución mayor 4 o 5 en cada mejilla y en la zona T otros 4 o 5.

SEVERO

Colonizan las áreas de la cara (mejillas, mentón, frente)

 

 

 

Sigue las recomendaciones para un nivel leve.

Ve con un especialista para que te hagan faciales oxigenantes, y extracción de espinillas con mascarillas.

Persiste con las recomendaciones anteriores.

Procurar que los activos sean más potentes para los problemas de colonización más graves.

Visita a un especialista antes de que se agrave la situación.

Para el severo puede ser útil un tratamiento médico que ayude a reducir el enrojecimiento y la inflamación, mejorar la cicatrización además de ayudar a que se produzca menos sebo y se tapen las glándulas.

No consumas lácteos, azúcar ni harinas refinadas.


AUTORAS

Dra. Cecil Lozano

Dra. Cecil Lozano
Apasionada por descubir y
compartir soluciones saludables
que realcen la vida de las personas.

Esthela Nava

CEO Esthela Nava
Creadora de cosmética 100% natural.

Conoce más de Esthela...

CREA UNA CUENTA PARA RECIBIR MÁS TIPS DE SALUD Y BELLEZA

 (0)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Leave a Comment
Captcha