CANCER EN LA PIEL, 3 FORMAS DE PREVENIRLO

CANCER EN LA PIEL, 3 FORMAS DE PREVENIRLO

 (0)    0

  Cuidado Personal

¿Cómo reducir el Cáncer Mundial a través del amor?

Celebremos y compartamos el esfuerzo por combatir el cáncer en el Mundo. A poco no cansa ver todo lo que nos dicen que puede causar cáncer. La verdad se siente como que no podemos disfrutar la vida libremente sin que algo de lo que hagamos tenga la posibilidad de causarnos cáncer. Teorías alternativas dicen que el cáncer nace del odio y temor asociados a un resentimiento muy profundo. Claro que si así fuera, se preguntaría uno por qué entonces hay niños con cáncer. Para disminuir la incertidumbre, vayámonos al lado que definitivamente es aplicable. El amor hacia uno y los demás es definitivamente una herramienta de salud, usémosla para minimizar uno de los cánceres más comunes y más fáciles de prevenir: el cáncer en la piel.

Cáncer en la piel

El cáncer de piel es una afección por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la piel. Hay muchas razones por las que una persona tenga predisposición a esta enfermedad y estas incluyen:

características físicas (como piel clara, piel delgada, cabello rubio o pelirrojo, ojos claros o también notar hipersensibilidad en la piel),

genética (como predisposición al cáncer),

fisiológica (como inhibición parcial o total del sistema inmunológico),

estilo de vida (como fumar, alimentación, deshidratación, falta de ejercicio),

constante sensibilización de la piel con productos y mecanismos agresivos (como peeling, exfoliación, aclarantes de la piel).

oxidación celular con alta producción de radicales libres (como a través de impurezas, compactación de la piel, uso de productos no naturales con parabenos, plomo y petrolatos),

y …

La buena o mala noticia, dependiendo qué es lo que quieras hacer con ella, es que en la mayoría de los casos el principal catalizador o detonante, vamos el botón que maximiza la tendencia, es la frecuente exposición y agotamiento a la tolerancia de radiaciones: Ultravioleta (UV), luminosas y caloríficas. Nota que no son sólo rayos UV, ni sólo los rayos del sol, por que en realidad la exposición a estas radiaciones viene de lugares y cosas que ni te imaginas, no sólo de la canción de Luis Miguel ”cuando calienta el sol, aquí en la playa”. Por ejemplo, las personas que trabajan en una panadería, están expuestas constantemente a radiaciones caloríficas. O los que trabajan en una herrería a los rayos luminosos intensos. Y adivina qué, ahora sí va para casi todos, muchas pantallas de computadora o TV producen rayos UV, aunque sea en poca proporción, que pueden ser dañinos para personas de piel sensible.

Cuando abusamos de la exposición de este detonante se irán muriendo células a diferentes puntos y profundidades de la epidermis (la capa más externa) pudiendo llegar hasta el tejido subcutáneo (el más profundo), lo que incrementa la tendencia a que se expanda a otros órganos del cuerpo.

Cuando esto sucede, notarás ardor, enrojecimiento, inflamación que si son frecuentes serían llamadas de alarma. Todavía más obvias son las pigmentaciones o manchas que cambian en cuestión de meses de color, forma y textura y que pueden tener vellos. Así que si tienes “lunares vivos” te recomendamos ir lo más pronto posible al dermatólogo u oncólogo, sólo ellos pueden darte un diagnóstico verídico y guiarte en el tratamiento para erradicarlo.

Niveles de cáncer de piel

Los tipos de cáncer en la piel tienen relación a la profundidad, extensión y sección del área cutánea y subcutánea afectada. Aquí están unos de ellos:

carcinoma basocelular (células basales);

carcinoma espinocelular (células escamosas);

melanoma;

Menos comunes incluyen: carcionma de células de Merkel, sarcoma de Kaposi, Linfoma cutáneo, tumores de piel, Sarcomas

Las probabilidades de que un cáncer de piel sea curable es que lo atiendas a la primera señal. Algunos cánceres como los carcinomas basocelular o espinocelular tienen mejores chances de erradicarse que otras como las melanomas. Y si ya tuviste una llamadita de atención, tendrás que seguir atendiéndote pues será más probable que tengas otras. Una imagen no muy alentadora, lo sé… pero aquí viene algo más alentador: puedes hacer algo ahora para evitar que esto te pase o le pase a tus seres queridos.

Acuérdate que principalmente los rayos UV, son los grandes detonadores del cáncer de piel, independientemente de otras predisposiciones. La fuente más común de estos rayos es el sol, así que la solución es protegerte de él. Es por eso que por todos lados escuchas de productos de protección solar. Pero el cómo usarlos y cuáles usar puede ayudarte o de hecho perjudicarte. Veamos qué hacer.

Rayos UV

Seguramente has visto que se habla de rayos UVA, UVB, UVC. Bueno, lo que pasa es que cada tipo de rayo tiene una penetración y efecto en nuestra piel distinto y es útil saberlo para reconocer cómo encontrar el tipo protección que mejor nos vaya.

Los rayos UVC son los de onda más corta y usualmente no penetran la capa de Ozono de la tierra, sin embargo pueden ser peligrosas. Es por eso que se habla tanto del peligro de perder la capa de Ozono y también la razón por la que una protección adicional de Ozonoterapia es tan útil. Revisa la solución más práctica y completa para evitar los errores que producen una piel desvitalizada.

Rayos Ultravioleta

Los rayos UVB son de tamaños de onda más largos que alcanzan la superficie de la piel y pueden causar bronceado, quemado y signos de envejecimiento.

Los rayos UVA son los que tienen tamaños de onda larga que penetran en las capas profundas de nuestra piel. Estos ayudan a formar la vitamina D, pero en exposiciones demasiado frecuentes, prolongadas e intensas pueden soltar radicales libres y causar cambios de DNA que pueden resultar en cáncer de piel.

Como te darás cuenta, la estrategia ideal incluiría una protección que deje pasar los rayos al punto que ayude a generar la vitamina D pero que no queme, maltrate, envejezca y genere radicales libres.

#1 Usa protección inteligente de rayos UV

Hay en general 2 formas de proteger de los rayos UV. Una es bloqueando completamente en donde se reflejan los rayos y otra es filtrando una parte de esos rayos. Cada una independientemente puede no darte todo lo que necesitas.

Por ejemplo, un bloqueador completo impedirá que recibas rayos que sean beneficiosos y un filtro puede ser insuficiente para impedir que sean demasiados rayos que causan estragos. Por eso lo mejor es conseguir la combinación de los dos. Lo malo es que no siempre sabrás que existen los dos. Una pantalla solar puede que te dé estas dos características, pero no es seguro. Lo que sí es seguro es que evitar petrolatos en los productos ayudará a que no se selle la piel impidiendo pasar hasta nutrientes. Y usar un factor de protección solar (FPS) mayor que 30 tendrá más capacidad de filtración durante el día.

#2 Usa protección con productos naturales

Además de proteger tu piel de las radiaciones, es importante que le dejes respirar y que se mantenga su pH en su rango feliz (lee cómo ayudar al súper héroe de tu piel a mantenerla hermosa). Para esto es muy importante que le proveas de sustancias que la dejen respirar y la mantengan limpia y sana. Por eso, usa productos naturales y no productos que tengan petrolatos, plomo y parabenos. Estos no sólo impedirán a las células que vivan una vida completa y que te provea de una piel desvitalizada y con problemas de respiración, sino que pueden perjudicarla alimentando la posibilidad de causar afecciones como el cáncer.

#3 Mantén la protección

¿Y dirás por que este es otro paso? Bueno, por que normalmente pensamos que con ponernos protección solar una vez en el día es suficiente. Y tal vez lo es, pero es importante asegurarnos que seguimos protegidos.

Lo primero que seguro pensarás es, lo tengo: voy a usar un bloqueador que sea permanente y contra agua. Y pues, suena como buena idea, pero desgraciadamente esa practicidad viene con efectos secundarios pues en general estos tipos de productos usan justamente petrolatos para que se mantengan en la piel y como ya vimos te ocasionarán problemas.

Espero que con esto, esa idea ya no esté en tu cabecita y que usarás un protector hecho con productos naturales. Estos por otro lado, por sus capacidades físico-químicas pueden durar un tiempo suficiente para el día. Parte de este tiempo se puede estimar con el grado de factor de protección solar o FPS. Cada grado se espera que dure 15 minutos. Por ejemplo FPS 1 sería por 15 minutos, FPS 2 por 30 minutos, FPS 30 por 7.5 horas y FPS 50 por 12.5 horas. Cuando veas un FPS de 100 querrá decir que te protege 100% del tiempo en el día (y noche). Así que lo que puedes llevarte de esto es que al menos busques un FPS de 30 o mayor para maximizar el tiempo de protección.

Sin embargo, un FPS alto no significa que no se va a quitar en todas esas horas del día. Durante el día sudas, te tocas la cara y espero te la laves también (dale un vistazo a la rutina para una piel madura sana y rejuvenecida). Así que tendrías que poner atención para ver si necesitas ponértelo de nuevo. Ahí si ya va a tu discreción, y tú sabrás mejor cuándo sientes que tienes que ponerte protector de nuevo, pero ya conoces el drill.

En Escencialis encontrarás que los productos son Ozonificados y que la mayoría de las cremas, especialmente las de día tienen protector solar con FPS 30. La crema colágeno hidra-sense por ejemplo es genial para mantener tu piel humectada mientras la proteges no sólo del sol, sino también de la exposición de otras radiaciones como la de tu compu y TV. Entonces, qué esperas a disminuir la probabilidad del cáncer a través de quererte y querer mucho usando y compartiendo tu crema con protección solar y humectación natural y Ozonificada. Da clic en agregar a carrito en la crema para tu piel ahora.

 


AUTORAS

Dra. Cecil Lozano

Dra. Cecil Lozano
Apasionada por descubir y
compartir soluciones saludables
que realcen la vida de las personas.

Esthela Nava

CEO Esthela Nava
Creadora de cosmética 100% natural.

Conoce más de Esthela...

CREA UNA CUENTA PARA RECIBIR MÁS TIPS DE SALUD Y BELLEZA

 (0)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Leave a Comment
Captcha