3 PILARES FUNDAMENTALES DEL EMPODERAMIENTO FEMENINO

3 PILARES FUNDAMENTALES DEL EMPODERAMIENTO FEMENINO

 (1)    0

Acciones encaminadas al progreso del mundo

No conozco a una sola mujer, incluyendo la que veo en el espejo todos los días, que no haya pasado por algún tipo de depresión o que se haya sentido inadecuada, insegura, desvalorizada, con falta de confianza en sí misma, o con logros insuficientes, por nombrar sólo algunas de las sensaciones que nos agobian. Y quiero hacer incapié que he sido testigo de estas, claramente erróneas, percepciones de mujeres en muchos contextos, desde madres que son el pilar de familias numerosas, jóvenes creativas y altamente calificadas, como de profesionistas en los más altos puestos del mundo de academia o industria. Cómo es que si fuera verdad que no tenemos el valor que tenemos, en la Cumbre Mundial 2005, los gobiernos de todas las naciones acordaron que “el progreso de la mujer es el progreso de todos”. Descubre cómo esas sensaciones negativas son reversibles y que la fuente de ellas puede ser la llave de que tengamos el potencial de darle al mundo lo que necesita para llevarlo a su siguiente nivel de evolución.

Abrazando lo que te hace diferente

Sí, estoy de acuerdo, se necesita trabajar en la igualdad de géneros, y es importante que tanto hombres, como mujeres, niñas, y niños tengan la libertad de expresar el potencial con el que vinieron al mundo, por que la perfección del diseño humano está más allá de lo que la ciencia o la sociedad pueda todavía entender. Pero hay que tener cuidado de no mal interpretar. No somos iguales, y la verdad que qué maravilla. Sólo con las diferencias podemos complementar lo que se necesita en la puslante expresión de la vida.

Comencemos por entender al menos algunos puntos que en general nos diferencía a las mujeres de los hombres en términos neurocientíficos: 

diferencias de género -neurociencia       

Menor desarrollo en zonas del cerebro dedicadas a los números.

El hipocampo es más pequeño que el del hombre, dificultando las capacidades fisico-espaciales y memoria.

Más substancia blanca (más conecciones) en el cerebro y entre los dos hemisferios. Esto implica que un cerebro femenino ve las cosas desde muchos puntos de vista con una capacidad global más balanceada, en contraste de tener regiones altamente especializadas.

En el sistema límbico tiene más conecciones de la amygdala a la corteza cerebral (prefrontal) facilitando el entendimiento de emociones y sentimientos. Así como más desarrollo en zonas del cerebro que ayudan al razonamiento y control de impulsos, capacidad de empatía y entender expresiones.

Más desarrollo de la corteza temporal que ayuda a la comunicación a través del lenguaje. Claro que esto seguro va de la mano con la tendencia de interacción social.

El hipotálamo facilita una tendencia maternal de nutrición y protección y no tanto una búsqueda sexual como la que los hombres tienen. Claro que esto tiene sentido relacionado con la supervivencia de la especie. La parte masculina impulsa a la procreación y la femenina a la supervivencia.

Por supuesto, nosotras también podemos ser buenas para los números o memoria y para capacidades fisico-motoras, así como también los hombres pueden tener facilidad de comunicarse y conectar. Pero si tenemos un árbol de limones hay que hacer deliciosas limonadas y nutrirlo bien para que al alimentarnos de éste, podamos ir sembrando otros árboles frutales, enriqueciendo nuestra vida.

Si observas, el diseño de una mujer tiene posibilidades impresionantes, no sólo por contribuir en muchos y variados ámbitos del mundo, sino por la sobrevivencia de la sociedad en general. Estas capacidades nos hacen más sensibles y probablemente son parte del por qué sentimos una sensación de no llegar al potencial que tenemos. Pero vale la pena buscar la forma de sacar nuestra naturaleza femenina y utilizarla de manera productiva.

Es notable cómo hay sociedades altamente masculinas buscando constantemente el éxito y asertividad en lo material induciendo un sentido más separatista y provocando grandes ansiedades y problemas sociales. Una sociedad femenina está más ocupada por las relaciones interpersonales y cuidado de los débiles limitando posibles avances tecnológicos o económicos. No hay una conclusiva opinión sobre qué da una mejor calidad de vida si una sociedad masculina o femenina, en parte por que cada cultura define calidad de vida de una manera particular. Pero sí es obvio que los extremos no son necesariamente ideales. Equilibrio es la clave y nuestro diseño femenino indica que tenemos los medios de balancear la situación. ¿Cómo empoderar nuestra femeneidad?

Alimenta tu Ser

Lo que metemos a nuestro cuerpo y mente es en lo que nos convertimos. Al ser más sensibles tenemos la desventaja de sufrir o ventaja de gozar las condiciones en las que nos ponemos. Si somos tan buenas para reconocer cuando alguien que nos importa necesita amor, motivación, buena nutrición, entonces qué esperamos para evaluar nuestras condiciones de manera objetiva y nutrir nuestra vida con amor y valor.

Salte ya de la cómoda posición de víctima y toma el decisivo paso para empoderarte. Gracias a la neurociencia ya sabes parte de por qué te sientes como te sientes, pero en realidad ya no necesitas seguir preguntando, hay que hacer. Todo grande proyecto comienza con acciones pequeñas. Edifica tu templo con amor y determinación.

Nutre tu cuerpo, no menosprecies esta idea pues tus hormonas te jugarán trucos si las dejas. Una buena nutrición ayudará a balancearlas para que faciliten tu travesía. Dale importancia a tu aspecto, no por vanidad sino por amor. Procura matar 2 pájaros de un tiro exaltando tu belleza con productos hechos para cuidarte (como los de Escencialis). Alimenta tu mente para seguir activando y poco a poco fortaleciendo tus capacidades y visión. Actívate, y haz realidad tu potencial e ideas, comienza con cosas pequeñas. Al verlas reales recuérdate que pudiste y así automotivarte para seguir adelante. Como dice un dicho popular “el cielo es el límite” y bueno, en realidad no se queda ahí. Todo empieza por quererte mucho, date ideas de cómo hacerlo revisando los 3 descuidos que impien conseguir el Amor de tu vida.

Conéctate

Si ya somos sociales por naturaleza aprovecha y aliméntate a través de conectarte con otros y otras que como tú tienen el propósito de mejorar y mejorar su entorno. ¿Cuántas veces has sentido que no es posible que a nadie más le pase lo que te pasa a ti? Pues te sorprenderás cuando descubras que tantas mujeres pasan por situaciones, pensamientos y sentires similares.

Lo padre de nuestra asombrosa capacidad de empatía es que es una herramienta fantástica, pues de alguna forma nos ayuda a incrementar nuestras experiencias sin necesidad de vivirlas a carne propia. Además, imagino como si fuera un software de bluetooth que además de transferir la información de la situación, intercambia paquetes de información complementaria para la solución de problemas y potencialización de posibilidades.

Así que llámale a tu(s) amiga(s), tu hermana, tu mamá, tu tía, tu abue, esa persona de tu chamba que admiras y vete a tomar un tesito para compartir. Encontrarás que una simple reunión de té, como tan sabiamente practicaban nuestros ancestros, se convierte en un refrescante momento de crecimiento.

Nutre tu entorno

Está en nuestro código genético. Estamos diseñadas para nutrir y para comunicar con y transformar nuestro entorno. Así que manos a la obra.

Empecemos por las personas cercanas a nosotros. Usemos nuestra empatía, nuestra capacidad para reconocer lo que está pasando, nuestra habilidad de comunicarnos y nuestra grandiosa ingeniosidad en los ámbitos sociales para promover y actualizar el cambio.

Anímate a ser líder de tus ideales. No dejes que te asuste el concepto de ser un guía. Cómo crees que una madre puede proteger y educar a sus hijos e hijas? Busca un trabajo, un grupo, un proyecto en el cuál sientas que estás haciendo algo por ti y por los demás. Recuerda que tenemos ese sentido maternal, protector y social. Y no te preocupes, puede que te tardes en encontrarlo y cuando lo encuentres verás que habrá otro. Finalmente, recuerda que nuestra mente no es tan especializada, no te sorprendas tanto que te interese hacer más de una cosa. No tienes que ser la persona más especializada del mundo, deja eso a la parte masculina de la sociedad, date oportunidad de ayudar a que el conocimiento se mezcle para que se expanda.

¡Vive tu naturaleza al 100%!

¡Comparte este artículo y tu experiencia con esas personas que han inspirado tu lado femenino! 

Empieza por compartir aquí abajo cómo empoderas tu lado femenino! Segúramente tu experiencia resonará con alguien así como la experiencia de otros y otras resonará contigo.


AUTORA

Dra. Cecil Lozano    

Dra. Cecil Lozano
Apasionada por descubir y
compartir soluciones saludables
que realcen la vida de las personas.

CREA UNA CUENTA PARA RECIBIR MÁS TIPS DE SALUD Y BELLEZA

 (1)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Leave a Comment
Captcha