Beneficios de los cuarzos

Los productos de Escencialis están potenciados por las propiedades de los diferentes tipos de cuarzos ya que éstos tienen propiedades que van más allá de beneficios físicos, por lo que hace un efecto más completo en el bienestar y la salud del cuerpo y su belleza.

AmatistaAmatista

Este es el cuarzo con más amplitud de beneficios en cuanto a la piel.

La Amatista en la Línea Anti-Edad de Escencialis promueve la regeneración celular total, alarga la vida de las células y ayuda a que cumplan sanamente su ciclo. También fortalece el sistema inmune de la piel, previene de infecciones, ayudando a salir rápidamente de los cuadros infecciosos o patológicos.

En el plano emocional, te conecta con tu yo interno del plano espiritual, auyentando miedos y paranoias. 

LapislazuliLapis lazuli

El Lapis lazuli en la Línea Hidra-Sense de Escencialis tiene efecto en la piel que calma las irritaciones, enrojecimientos y alergias de la piel conocidos como dermatitis. Promueve también la hidratación y el fortalecimiento del sistema inmune en pieles sensibles. También previene de “rebotes” en cuadros de cualquier afección.

En el plano emocional, tranquiliza, reduce el estrés e induce al buen sueño.

JadeJade

Las piedras de Jade se relacionan con la armonía y el equilibrio del espíritu, por eso se emplean tanto para armonizar los ambientes, como para equilibrar el cuerpo y la mente, a través de su uso en sesiones de masajes y relajación.

En los productos de la Línea Jade Oxigenante de Escencialis, purifica la piel, la descongestiona y ayuda a la oxigenación en las pieles congestionadas por exceso de impurezas y/o asfixiadas ayuda a reducir las manchas.

En el plano emocional, protege de malas influencias vibratorias, ayuda a limpiar la mente y promueve una actitud positiva.

CornalinaCornalina

La Cornalina en la Línea Anti-Acné y Equilibrante de Escencialis limpia, purifica y promueve la desinfección de la piel dañada por bacterias o virus. Además, tonifica y fortalece el sistema inmune, promoviendo la cicatrización y regeneración de la piel dañada por cuadros acnéicos.

En el plano emocional, da vitalidad y combate el agotamiento físico y mental.